Rodado en Canarias

27 diciembre, 2014 § Deja un comentario

En los últimos años hemos visto un gran número de producciones internacionales que deciden utilizar las islas canarias como set de rodaje. Los paisajes diversos de facil acceso y las ayudas fiscales sirven de reclamo para que las productoras se fijen en el archipiélago canario, unas ayudas que cuando se trata de directores canarios es escasa o nula.

El cine llega a Canarias muy pronto, en 1896 tenemos la primera película de caracter documental, como era normal en la época, llamada “Mujeres isleñas de Tenerife abasteciendo de carbón a la escuadra”, rodadas por el francés Gabriel Veyre. Estas imágenes curiosamente no se proyectaron en las islas. Años más tardes, también en Tenerife, la productora francesa Gaumont filmaba la erupción del volcán Chinyero en 1909. Pero en 1926 empieza a ser mucho más habitual emplear las islas como plató. El primero fue el danés Lau Lauritzen con “Hallo! Africa forude”, tras él vinieron productoras alemanes y estadounidenses.

Tras Gran Canary en 1934 del director Irving Cummings, film que a pesar de sus título fue rodada en parte en Tenerife y que jamás se estrenó en España; le siguió el clásico de 1956 “Moby Dick” del director John Huston y protagonizada por Gregory Peck y que contaba con la participación de Orson Welles. Se cuenta que una corriente arrastraba la ballena de plástico, y a sabiendas de que nadie iría a por ella el propio Peck se lanzó al agua agarrándose a ella para que otros fueran a por él y así rescatar a su vez al animal de madera, metal y latex. Algunos como mi padre aun recuerdan la revolución que fue aquel rodaje para la isla.

 

EL BOOM DE LOS 60

También los estudios italianos pusieron sus ojos en las islas afortunadas, cuando en 1954 realizaban “La principessa delle Canarie” estrenada en España como “Tirma”. Años más tarde, en 1962, una coproducción italiana y francesa realizaba otro clásico, Ulises contra Hércules , dirigida por Mario Caiano. Hay que decir que en los 60 fue un autentico boom. Jean Sacha rodaba la miniseria “Las aventuras de Robinson Crusoe”, Sidney J. Furie hacia lo propio con “Días maravillosos”, Rolf Olsen unía producción alemana y polaca en “El sheriff Implacable” y en 1966 las dunas de Maspalomas en Gran Canaria eran el paisaje perfecto para “Hace un millón de años” donde Rachel Welch paralizaba el mundo que su bikini de piel de cabra. Y finales de siglo las cintas italianas “Un colpo da re” y “Órbita Mortal” visitaban las islas.

 

Si los 60 era un destino fijo para algunos estudios, el año 1970 fue un éxito absoluto. Buscando repetir el éxito de “Hace un millón de años” Val Guest arribaba con su gran proyecto “Cuando los dinosaurios dominaban la Tierra”. A esta le siguieron la franco-italiana “Su la route de Salina” (Road to Salina) y por partida doble el gran director alemán Werner Herzog. El que fuera uno de los principales buques insignias del cine alemán de su época, decidía instalarse en la isla de Lanzarote y empleando un viejo caserío para rodar su opera prima “También los enanos empezaron pequeños”, donde unos rebeldes enanos asaltan al director de una especie de orfanato con intención de tomar el control. Pero el director bávaro no se quedó ahí, pues mientras rodaba esa cinta tomaba imágenes para “Fata Morgana”, una película prácticamente sin narración alguna y donde se juega con los espejismos producidos en el desierto, valiéndose del mito maya de la creación, Popol Vuh.

 

LA SEQUÍA

Como si de una maldición se tratara, la obra de Herzog marcaba un antes y un después en el uso de las islas cómo escenario. Es cierto que algunos directores de renombre como Jess Franco o Juan Antonio Bardem capitanearon coproducciones internacionales en las islas como fueron “Un capitán de quince años” por parte del primero y “La isla misteriosa y el Capitán Nemo” por parte del segundo; cada vez eran menos los directores que empleaban las islas. De toda la década son destacables “Operación Ganímedes”, el western “Por la senda más dura”, Plutonium y “Viaje al mundo perdido”.

En los 80 la corriente continuó en descenso, aunque si que se volvió un destino recurrente para directores españoles como Jess Franco con “La tumba de los muertos vivientes” y “Ópalo de Fuego: Mercaderes del sexo”. Lo más destacable a nivel internacional fue la adaptación en 1986 de “El rayo verde” realizada por Éric Rohmer, adaptación de la novela homónima de Julio Verne.

 

RELANZAMIENTO

En los años 90 la ausencia fue casi total de directores extranjeros en las islas. Es cierto que, recien estrenado el siglo XXI tanto directores canarios como peninsulares filman las siete islas. Un gran apoyo para este nueva oleada fue el nacimiento en 2002 de El Festivalito. Este festival internacional afincado en la isla de La Palma, y que genera la platafomar La Palma Rueda. Allí se dan cita directores y autores internacionales y nacionales, y sirve como escuela a jóvenes directores canarios. El que fuera primer festival de cine digital de Europa se vio obligado a cesar su actividad en 2014 debido, según la productora La Máquina de Coser, por falta de apoyo de las instituciones (dicen las malas lenguas que por dar apoyo al Festival Internacional de Las Palmas).

No fue hasta 2010 cuando unos estudios internacionales volvieran a pisar territorio canario, pero lo hizo a lo grande. La cinta de Louis Leterrier “Furia de Titanes” volvía a situarlas en el mapa cinematográfico, repitiendo en 2012 con la segunda parte, en esa ocasión de la mano de Jonathan Liebesman quienes usaron El Teide y Los Gigantes como escenografía. Un año más tarde las carreteras de Gran Canaria se llenaron de coches deportivos de alta gama con “A todo gas 6” y en 2014 sería Ridley Scott quien emplearía las dunas de Fuerteventura para emular el desierto en la bíblica “Exodus”.

 

ESTOS LODOS

Aunque los rumores de que “50 sombras de Grey” fuera a situar varias escenas en las playas de Tenerife se disiparon de la misma forma que aparecieron, otras películas ya han sido rodadas por estas tierras. “Hearth of the sea” remake de la anteriormente nombrada “Moby Dick”, dirigida por Ron Howard se asentará en las islas. De la misma manera ya se ha rodado “Wild Oast” en Gran Canaria de Andy Tennant con la participación de Demi Moore, Jessica Lange y Shirley MacLaine. Otras cintas en las que se mostrarán las islas próximamente serán: “Las ovejas nunca pierden el tren”, “Poppitz”, “Felices 104”, “Tiempo sin aire”.

Como apunte final parece que el nuevo intento de Terry Gilliam por rodar su particular visión de “Don Quijote” recalará en Fuerteventura y Gran Canaria. Esperemos que los vientos de las islas le den al director británico el golpe de suerte para sacarse ese espinita que lleva intentando sacarse desde hace tantos años.

Anuncios

Etiquetado:,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Rodado en Canarias en Pájaros en la Quijotera.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: